Murió un inmortal: Javier Krahe

El mundo de la "canción de verdad" está de duelo por la muerte de uno de los más grandes cantautores de la historia. Nos quedan sus rimas ingeniosas y brillantes, sus letras y relatos satíricos, y su no menos satírica forma de vivir. 

El gran Joaquín Sabina - su amigo, compañero y alumno - dijo sobre su fallecimiento: 

“Hoy la poesía, la decencia y el saber vivir están absolutamente de luto”

Para quienes no saben mucho sobre este cantautor, les dejo la biografía que aparece en Proyecto Krahe:

Vamos ahora explicar quién es Javier Krahe y porqué merece nuestra atención. Javier Krahe es un cantautor español que hace sus primeras actuaciones públicas a principios de los 80, auspiciado por Chicho Sánchez Ferlosio. Krahe huyó de la canción protesta de la transición, contagiado por la corriente renovadora de la canción de autor francesa de finales de los años cincuenta, encabezada por Georges Brassens. Brassens renovó el género cantando con ironía y humor a los amigos y las mujeres, huyendo de los convencionalismos de la sociedad francesa del momento. Brassens trasladó la música a un segundo plano dejando a la letra el protagonismo necesario para transmitir un mensaje, lo cual le valió que llamaran a su música simplista (véase El rincón de Brassens). Javier Krahe tomó el estilo de Brassens, pero carece de su talento musical. A cambio Javier Krahe hace uso de una ironía mordaz, desenfrenada retratando la sociedad. Es sarcástico e irreverente en canciones como Mi mano en pena (IPK72), filosófico y depresivo en Señor Juez (IPK24), misógino en Sra. Juez (IPK82), continuación de Señor Juez, pero también puede ser romántico como en Paréntesis (IPK42), eso sí sin perder la ironía. Las mujeres son el tema central de su obra, y como él dice no va dejarlo pues le da repertorio. En su música la realidad se convierte en broma y el esperpento se funde con el mundo real.
Javier Krahe lleva más de 20 años haciendo música fuera del marketing, teniendo un público reducido pero fiel, que espera con impaciencia sus nuevas canciones. Krahe suele incluir en sus discos canciones, muy originales, que se salen de su producción habitual: por ejemplo en "Sacrificio de Dama" Pijama blanco (IPK57) con coros de sus hijos Violante y Marco, en Versos de tornillo Alta Velocidad (IPK66) en homenaje al AVE y en Dolor de garganta la canción minimalista Sra. Juez (IPK86). Al principio de su carrera estuvo fichado por la multinacional Sony, pero ante su insistencia de no someterse al marketing, de controlar sus actuaciones televisivas, Sony rescindió su contrato y desde los 90 ha encabezado varios sellos alternativos como Lollipop y ahora 18 Chulos. En su último trabajo Cábalas y cicatrices, grabado en directo en Café Central de Madrid, Krahe huye del simplismo habitual y se sumergen en melodías cuidadas, llegando a usar una habanera, imitando la música del quatrochento italiano.
En 2004 sus compañeros de profesión le rinden un homenaje grabando el disco ...Y todo es vanidad, versiones de sus temas en las voces de Joaquín Sabina, Enrique Morente, Alejandro Sanz... con colaboraciones de personas ajenas al oficio como su mujer, Pilar Bardem, Iñaki Gabilondo etc. El disco sale al mercado acompañado del road movie Esto no es la vida privada de Javier Krahe largometraje documental dirigido por Ana Murugarren y Joaquín Trincado.
El undécimo album de Krahe llega en 2006, Cinturón negro de karaoke con todos los temas compuestos por él, s alvo Diente de ajo (IPK96) en el que colaboran Javier López de Guereña y Fernando Anguita y temas que pasan a ser clásicos en sus conciertos como No todo va a ser follar (IPK102), Kriptonita(IPK101) o Eros y civilización (IPK98).

Nobleza obliga, el mejor homenaje a Javier es cumplir con lo que él mismo pedía:

Si me toca cantar cuando los cisnes,
si se acaba esta eterna juventud,
si la Flaca me aparta del show business,
cerrad también el pico al cerrarme el ataúd.

No digáis "se nos fue el mejor de todos",
"malogróse el cumplido cantautor",
"era bueno y tenía suaves modos",
"sentado esté a la diestra de Dios Nuestro Señor".

Mi conducta, señoras y señores,
no es perfecta, dicho sea inter nos 
si palmara en la fe de mis mayores
seguramente no le agradaría verme a Dios.

De los siete pecados capitales
me manejo como un artista en tres,
no hay violetas en mis juegos florales,
soberbia que se precie, o es soberbia o no lo es.

Porque más que tender a vanidoso
soy proclive al desplante de Luzbel
y si Dios, de por Sí, ya es quisquilloso,
figúrate tú el facha del arcángel San Gabriel.

Me pregunto qué tiene la pereza
para ser un pecado capital,
mas lo es y a mí, por naturaleza,
me aburre la hormiguita y la abejita y el panal.

A pesar de que un vago muy notorio
llegó a santo patrón de mi lugar,
yo tendría que hacerme el purgatorio
y eso es poner el alma de nuevo a trabajar.

Si la ira, la gula o la avaricia
son peccata minuta para mí,
de la envidia no tengo ni noticia
parece un poco raro, pero es cierto, y es así.

Aún sin ser desbocada mi lujuria,
uno, en fin, se limita a la mujer,
al obseso del papa y a la curia
les jode enormemente cuánto a mí me da placer.

Y me excluyen de sus "ego te absolvo"
y me excluyen de su Jerusalén,
cuando rinda por fin mi último polvo
tendré que decir "¡mierda!" donde hay que decir "amén".

Y tendré que buscarme alternativas
en la nada o en la reencarnación,
ambas dos, aún con cosas negativas
sin tanto ser supremo allí en perpetua exhibición.

No digáis "se nos fue el mejor de todos",
"malogróse el cumplido cantautor",
"era bueno y tenía suaves modos",
"sentado esté a la diestra de Dios Nuestro Señor".

(Letra de la canción "Los siete pecados capitales")


Para el final, no puedo olvidarme del increíble caso de censura que Krahe sufriera en la década del ´80, cuando fueron retiradas las cámaras de TV durante un recital de Joaquín Sabina cuando Krahe comenzó a cantar "Cuervo ingenuo".

Pero, como dice Callejeros: 

"Cuando la canción canta verdades, ni la censura ni el rencor la han de callar"


Descanse en paz, Maestro

No hay comentarios :

Publicar un comentario