17 millones de niños sufren desnutrición aguda grave en el mundo

UNICEF lanza su campaña ‘Ahora no podemos parar’ con el objetivo de recaudar fondos que palíen el problema mundial de desnutrición infantil

Diariamente mueren 8.000 niños por falta de alimentos, cifra que las ONG’s han conseguido reducir en 13 años entre un 8 por ciento

17 millones de niños sufren desnutrición aguda grave en el mundo

La desnutrición es la causa de la mitad de las muertes de niños menores de 5 años. Cada día 8.000 niños mueren en el mundo por esta causa, entendida como una combinación de falta de alimentos y enfermedades infecciosas. A ese respecto, se han hecho grandes progresos en la lucha contra la mortalidad infantil, sin embargo, la desnutrición aguda grave sigue poniendo en peligro la vida de 17 millones de niños en el mundo.

Para tratar de paliar los efectos de la desnutrición aguda, UNICEF Comité Español pone en marcha su campaña contra la desnutrición infantil ‘Ahora no podemos parar’. Con motivo del lanzamiento, Pepa Pequeño, presidenta de UNICEF Comité Castilla y León ha explicado que “la desnutrición y la falta de alimentos son la peor amenaza para la supervivencia de un niño”. No en vano, en UNICEF están seguros de que acabar con la desnutrición es posible.

Entrando en materia, UNICEF lleva a cabo en el mundo múltiples intervenciones para combatir la desnutrición. Este trabajo de fondo junto con gobiernos y organizaciones, ha logrado que entre 2000 y 2013 la desnutrición crónica haya descendido del 33% al 25%. Además, en 2014 UNICEF trató contra la desnutrición aguda grave a 2,3 millones de niños en situaciones de emergencia humanitaria.

La reacción a la desnutrición aguda es dramática, en algunos países la carencia de nutrientes y la anemia pueden llevar a algunos niños a ingerir arena en busca del gusto salado. Cuando un niño sufre desnutrición se multiplican las posibilidades de que contraiga enfermedades como la malaria, la diarrea o la neumonía, y su cuerpo debilitado no tiene defensas para combatirlas.

El trabajo de UNICEF en el ámbito de la desnutrición demuestra que hay muchas intervenciones de bajo coste y muy efectivas para poder prevenir y tratar la desnutrición infantil como promover la lactancia materna, campañas de suministro de alimento suplementario y dar tratamiento contra la desnutrición aguda grave a base de alimento terapéutico listo para usar. Con dos o tres días de este tratamiento, un niño con desnutrición aguda grave comienza a recobrar la vitalidad, y en 3 ó 4 semanas puede tener lugar su recuperación total.

No hay comentarios :

Publicar un comentario